lunes, 2 de marzo de 2015

Todo oscuro, sin estrellas

Pues sigo leyendo regularmente al tito Stephen. Aunque me tiene contenta. Acaban de anunciar el cásting para la adaptación de 22/11/63 y van y cogen a James Franco que no pega ni con cola y encima va el tito y dice que le parece fenomenal. No tiene ni idea este señor, está mayor. Pobre tito Stephen. Este párrafo es para horror de algunos que luego nos regañan a Mahiraless y a mí por "¿le estáis corrigiendo al señor que escribió la historia el decir que le parece una buena elección el prota? Es que no me lo puedo creer, la verdad". 

Esta vez he leído una recopilación de novelitas. Porque a esto por extensión no se le puede llamar novelas, pero tampoco relatos. Realmente no sé cuál es la extensión que debe tener una novela para ser novela y además me estoy enredando en una cuestión menor. Y el anónimo distanciado preguntará ¿cómo has llegado a este libro? Pues porque estoy completista y quiero leer todo lo que tengo pendiente de este señor, salvo La Torre Oscura, que no me interesa nada. Y ahora le ha tocado a Todo oscuro, sin estrellas. Y muy bien.

Como casi siempre, son historias de gente ordinaria en situaciones extraordinarias. Cuatro personas con vidas corrientes a los que les pasa algo poco corriente que las cambia: un granjero, una escritora, un enfermo de cáncer y un ama de casa, que ven cómo su vida se pone del revés. Unos por sus propias decisiones y otras por culpa de otra persona. Y cómo reaccionan ante esa situación extrema. 

Stephen King jamás ganará el Nobel. No es lo suficiente elevado y es demasiado rico y popular (en el mal sentido). Pero a mí en general (que hay algunos libros que no soporto y que no van a estar incluidos en mi futuro plan de ProyectoTito) me fascina. Conmigo consigue siempre que me meta del todo en la historia, engancharme nivel me quedo un ratito sentada en el andén del metro para terminar el capítulo, aunque muchas veces remata el libro un poco pichín. O me parte el corazón. O las dos cosas, que es peor. 

Lo dicho, no ganará el Nobel, pero me resulta un fantástico contador de historias y es casi siempre un buen lugar al que volver. No es solomillo, pero tampoco es un Big Mac, es comida de la de todos los días. Y cuando se pone oscuro, se pone taaaan oscuro que lo paso fatal. Aquí tiene un par de momentos de mucha intriga y un poco de miedito.

Total, que este libro del que no he contado nada porque no sé qué contar sin que sea un poquito spoiler y es mejor que os sorprenda, lo recomiendo mucho.

"Creo que existe otro hombre dentro de cada hombre, un extraño, el hombre Maquinador."

"Un hombre o una mujer asesinada no muere en el tiempo de Dios, sino en el del hombre. Su vida es sesgada antes de que pueda expiar sus pecados y por eso todos los errores deben ser perdonados. Si lo miras de ese modo, casa asesinato es una puerta al cielo."

"Suponer a la ligera hace asno a cualquiera."

"No me toca a mí hacerles pensar mientras leen (...) si la historia es suficientemente buena y los personajes suficientemente vívidos, la reflexión suplantará a la emoción cuando la historia haya sido contada."

domingo, 1 de marzo de 2015

Por amor a la física

Este mes, los valientes lectores de vuestro club de lectura favorito hemos dejado atrás el campo y los limones y nos hemos metido en algo bastante menos rústico. En un laboratorio, nada menos.

Bueno, en realidad no, pero nos hemos adentrado en el proceloso mundo de la física. Yo soy una ceporrísima para la física y la química. Me gustaban muchísimo las matemáticas pero al final tiré por la rama de letras para poder dejar de aprenderme de memoria por qué en física y química las cosas son como son. Sacaba buenas notas siendo un puro loro pero entendiendo la mitad. Total, que no me apasiona el tema. Me interesa en la medida que mola saber el por qué de las cosas, pero ya. No tengo tiempo para más aficiones como para meterme en mundociencia...miento, no quiero quitarle tiempo a mis otras aficiones para meterme en mundociencia.

Y ahora, al turrón. El libro. Cuando coges un libro que se llama "Por amor a la física" te imaginas a un autor completamente entusiasmado, claro. Un señor que vive, sueña, respira física. Y sí. Pero no. Este buen señor está muy entusiasmado y se le nota que su trabajo le ha hecho muy feliz toda la vida. PERO. A mí no me ha conseguido transmitir ese entusiasmo. Sólo cuando habla de los arcoiris (o arcos iris, que es como viene en el libro y es horroroso aunque puede que sí sea correcto) me ha entusiasmado. Luego me ha resultado interesante, creo que he aprendido algunas cosas, pero no he llegado a despertar en mí un mayor interés en la física.

Seguramente haya influido lo de leer con plazo. Si hubiese sido un libro de a poquitos creo que me habría gustado más. También podría haberme organizado para leerlo más a poquitos, pero no. 

Eso sí, me ha llevado a sus vídeos de clases, que sí son realmente entretenidos. Es un señor muy peculiar, con camisas de colorines y al que de verdad se le nota que sí le apasiona lo que hace. Y es una suerte eso. 

Es un libro pichínpichán. A medida que avanza se va complicando, que es lo que me ha ido alejando del libro y me ha dado la tranquilidad de que los limones no van a acabar con un ídem.

Todo esto lo escribí hace un par de semanas, cuando terminé el libro. Desde entonces han pasado cosas.

Este mes a lo mejor sí y a lo mejor no podréis leer reseñas de  CarmenPauNewland y ND 

Por otro lado, y en un sentido mucho menos amable, a este señor le han desvinculado por completo del MIT y le han retirado el cargo de profesor emérito por unas acusaciones de acoso sexual. No ha sido juzgado, no tengo por qué dudar de quien acusa, pero tampoco por qué condenar al que no ha sido condenado por un juez. Aquí dejo un par de noticias que he encontrado al respecto. Aquí. Y aquí. Pero vamos, que si es cierto todo, que no tiene por qué no serlo, este señor es un asqueroso y me alegro de que le hayan echado y de no haberme comprado el libro para que no gane dinero conmigo.



viernes, 27 de febrero de 2015

De cine: enero 2015

Enero ha sido un mes de lo más productivo en cuanto pelis. Lo de siempre, Yomvi a tope, y diez días de vacaciones de lo más caseritas y parón navideño de las series y ya tenemos un mes lleno de pelis, veinte nada menos, que me parece un disparate. De todo tipo y pelaje.

Sin reservas: remake de Deliciosa Martha que sólo vi porque sale Aaron Eckhart (el presidente machote), tan entretenida como previsible. Para pasar un rato en encefalograma plano.

Porque lo digo yo/Baby boom: es que me gusta Diane Keaton, aunque haga bobadas. Y el mismo papel de señora estupenda y alocada, que es a lo que se dedica. Que es una gran ocupación. Ser estupenda y alocada. Estas dos son de una noche del maravilloso insomnio que he sufrido las dos primeras semanas del año.

Monstruos University/El tour de los Muppets: estas dos son de una tarde de solterismo. Es lo bueno del invierno, que no salgo a un montón de cosas y me quedo solterista y feliz viendo pelis de pequeños. Me gustaron las dos. En VO. Cada vez estoy más a favor, la única pega es que tengo mucho más cerca un cine de pelis dobladas.

La habitación del hijo: dramón tremendo, que no me gustó mucho y me dejó bastante mal cuerpo.

La saga Crepúsculo: cosas que hago cuando estoy de vacaciones. Soy una floja y en Yomvi la anunciaban en plan "chanchanchaaaaan, la saga completa", y fui incapaz de resistirme. Segunda vez que la veo. Primera y creo que última del tirón. Acabé semilobotomizada. Me parece meritorio lo de una prota que es más tonta a medida que avanza la historia. Aunque en la peli se nota menos. La niña generada por ordenador da cuqui infinito. Pero sigo pensando lo mismo, que sí, que será mierda y lo que quieras, pero me engancha locamente.​ En una tarde y una mañana me ventilé las cinco pelis.​

Al filo del mañana: tercera de las pelis que N me debía por haber ido al cine a verla sin mí. Me gustó bastante, muy entretenida y lo de Emily Blunt de heroína de acción mola mucho. 

The imitation game: ay, Cumberbatch, qué bestia parda. Está maravilloso en la peli. Es que he visto bien hasta a Keira. Y la historia está también muy bien. Y sale Finn Polmar o como se llame en la realidad.

Dios mío, ¿qué te hemos hecho?: peli que vi para que mi padre no me diese más guerra con ella porque estaba entusiasmado nivel evangelizador. Me reí mucho y me alegro de que me evangelizase. Hacía mucho que no veía una comedia comedia, de las que te ríes con ganas pero que además tenga una cierta chicha en la historia.

Big hero 6: mencantó. ​Es entretenida, con un puntito tierno y algunos momentos bastante divertidos. El robot es adorable. Muy recomendable. Ea, corred a verla.

Birdman: con Iñárritu siempre me pasa lo mismo. Me flipa la dirección, el montaje y los actores me entusiasman, pero la historia meh. Todo el tiempo. Salvo Biutiful, que no la he visto, porque Bardem me cae lo suficientemente mal como para que ejercer mis prejuicios y procurar no ver ninguna peli en la que salga. Sólo por ver a Michael Keaton y ese montaje en planos secuencia merece la pena. 

En tierra extraña: mediometraje documental de Icíar Bollaín. Amo a Yomvi por todo, pero lo de los documentales es lo que hace que me fascine. Tienen bastante catálogo (aunque a veces llega con un poco de retraso) y bien. Este va de españoles que han emigrado a buscarse la vida. Se te parte el corazón. Porque no es gente que dice "oh, mola, la ilusión de mi vida irme a vivir fuera", es que se van a hacer un trabajo poco cualificado y sin saber si alguna vez trabajarán de aquello para lo que sí están cualificados porque no tienen más remedio. Una pena.

10.000 km: lo que podría haberme gustado esta peli si no acabase como acaba. Me ha gustado normal por culpa del final, que me ha deslucido bastante la peli. Pero merece la pena ver cómo se pueden hacer cosas muy interesantes supliendo con talento la falta de pasta. Eso sí, el sonido es una pesadilla. Tuve que poner la tele 5/6 veces más fuerte de lo habitual para poder escuchar bien los diálogos. Y no es pirata ni nada, la vi en Yomvi. El sonido en las pelis españolas suele ser un poquito lo putopeor.

Caminando entre las tumbas: peli de machotes, para satisfacer mis ansias de pelis de acción. No está mal, pero es totalmente para ver en casa. Liam Neesom empieza ya a estar mayorcito para tanto trote. Sale el primo Matthew de Downton Abbey con el pelo moreno. Perturbador para mal.

Into the woods: a falta de ver el musical (en breve, espero, gracias a Digital Theater) para ver si se cumple una teoría que tengo sobre la obra, tengo que decir que a mí me gustó bastante. Llevo unos días escuchando la grabación del musical una y otra vez. La música es sensacional y las letras brillantes. No soy la más adecuada para juzgar porque para mí Sondheim es DIOS.
Chris Pine tiene pelazo y como siempre Johnny Depp es el miscast del musical (¿no tuvimos bastante con el horror que hizo en Sweeney Todd? No me explico cómo Sondheim no le ha tirado a un pozo y puesto la tapa luego). El doblaje, de angustia. Claro que nos pusieron el trailer de Annie y además de innecesario, va con todas las canciones dobladas. El horror, el horror. Y además, me dice el líder que le gustó. Seguro que me espanta.

jueves, 26 de febrero de 2015

Maromos de jueves: el que no envejece.

Hoy es jueves. Jueves de maromos. Ha sido una semana de lo más intensa laboralmente y, lo mismo que la semana pasada, escribo este post de un mal humor épico.

Además de mal humor, estoy triste. Ayer vi el último episodio de la serie que ha sido mi lugar feliz durante los últimos siete años. Y me he quedado sin serie lugar feliz, así que aprovecho el post de maromos para pedir recomendaciones de serie lugar feliz, que me veo viendo otra vez Gilmore Girls o Friends.

Voy a dedicar este jueves al señor que jamás envejece.




No, es broma. Es éste. El señor por el que apenan pasan los años.




En los 80

En los 90


Con la pavisosa. 


Con sus chicas de Parks

En El Ala Oeste
Un clásico. En Parks. Y en cualquier sitio

Y al que sólo una gran labor de maquillaje consigue afear






PD. Lo de este jueves es sólo una excusa para manifestar otra vez mi profundo amor por Parks and Recreation (podéis saltaros la primera temporada...) y cuánto la voy a echar de menos. Y llamar zopencos a los programadores porque nadie la haya emitido en España.

martes, 24 de febrero de 2015

Una y otra vez

¿Cómo he llegado a este libro? Pues porque lo vi por todas partes durante un par de semanas. Y porque leí alguna reseña de lo más entusiasta.

Y yo me pregunto, ¿seré yo? ¿que no leo los mismos libros que el que lo reseña? ¿que me estoy volviendo una picajosa? ¿que el club de tortura hace que todo me parezca mal? No creo, pero sí que a veces tengo la sensación de que no leemos los mismos libros, aunque lo parezca, vamos, que el libro se llama igual pero ahí acaba la similitud.

Al tema, que me ha defraudado bastante. Creo que el planteamiento es bastante original. El libro comienza cuando nace una niña que muere a los pocos minutos. Y todo vuelve a empezar, pero esta vez no muere a los pocos minutos. Y nos van contando su vida en forma de "¿y si...?" Cada vez que algo sale mal y muere, porque mira que tiene mala suerte la chiquilla que sólo en la infancia muere tres o cuatro veces (en la novela se refieren a la muerte con un "y se hizo la oscuridad") todo se resetea y volvemos a empezar. Ella tiene una vaga conciencia de que pasa algo, mucha sensación de dèjá vu y muchos presentimientos. Y ¿para qué? Para nada, para que viva su vida, a veces en unas situaciones disparatadas y en otras bastante anodinas. Y pasando por Hitler, claro, que es lo que la emoción. O algo, porque no tiene casi sentido. 

Me da mucha rabia porque tengo la sensación de que al principio la autora tenía claro hacia dónde quería llevarnos y al final o no ha sabido o no ha podido...y no sé qué es peor. 

Yo no lo recomiendo especialmente pero tampoco es un horror de libro. Eso sí, te quedas bastante igual. Si hay alguien que le haya gustado, que me diga si la historia sí quiere llegar a algún sitio o es tipo "lo importante es el camino". 

Cositas que he marcado

"La conveniencia suele ir por delante de la ética"

"Todo el mundo se casa con un desconocido...el cortejo es al matrimonio lo que un prólogo muy ingenioso a una obra muy aburrida" MENTIRA

"Eso se había logrado recurriendo a una falsa religión eufórica y a un falso y rabioso mesías...él era el salvador de Alemania, de la pobre Alemania, a la que él salvaría, lo quisiera ella o no"

"Los hombres poderosos necesitan que sus mujeres no les plantearan ningún reto, el hogar no debía ser escenario de debates intelectuales"