martes, 22 de julio de 2014

De cine: 2014 (II)

​El trimestre cinéfilo no se ha dado mal. Y es que si no hace bueno yo donde mejor estoy es en mi casa. Y que he descubierto Yomvi y me ha cambiado la vida plenamente. Veo montones de cosas (y empiezo muchísimas más, en cuanto me aburro cambio), parece que me paguen comisión, pero se lo recomiendo a todo el mundo. Para mí lo peor del plus era depender de horarios, ahora ya voy por libre.

Son un total de 29 pelis en tres meses, 13 fines de semana. No es tanto. Tengo pendiente mi maratón de Harry Potter, pero para eso necesito sábado y domingo sin salir de casa. Complicado. Pero no imposible. 

​Las que recomiendo

- Grand Hotel Budapest: no le va a cambiar la vida​ ​​ a nadie​, pero es una peli muy lugar feliz y sales del cine tan contento.

- Hairspray: versión moderna del musical. Las canciones son chulísimas, es lo mejor que tiene.

- La vida de Pi: una de las pelis con las que más prejuicios he tenido. Visualmente es una maravilla.

​- Ruby Sparks: muy rara, pero muy chula. Un escritor que da vida (pero vida, vida) a su personaje.

- Dallas Buyers Club: una historia que podría ser telefílmica total. Está muy bien contada y taaaaan bien interpretada que es casi imprescindible. Me gustó mucho.

- Las trece rosas: era la segunda vez que la veía. Me gusta bastante, sobre todo algunas escenas. Y tengo curiosidad por conocer bien la historia porque hay cosas que me chocan, unas para bien y otras para mal.

- ¿Quién mató a Bambi?: otra española, no parezco yo. Muy loca, humor muy absurdo. Yo me reí mucho con tanto enredo.

- Balas sobre Broadway: la había visto en el cine y flipé con todo lo que recordaba de la peli. Hay musical en Broadway y yo sin ir a NY

- Vivir es fácil con los ojos cerrados: una grata sorpresa. Visualmente me pareció muy bien hecha y los actores fenomenal. Aunque no tengo claro que sea como para tantísimos premios.
Las que pichín

- Rock of ages: aunque es un musical, no merece mucho la pena. El reparto es flojito, salvo la curiosidad de ver a Tom Cruise haciendo de rockero. Las canciones son rock clásico y bueno, no están mal.

- Si fuera fácil: una peli muy olvidable. En el momento me gustó, pero tres meses después he tenido que buscar en google para saber qué peli era exactamente

- Divergente: si te gustan las sagas pedorras y adolescentes es tu peli. Si no, pues nada, claro. 

- Un invierno en la playa: esperaba más. Pero eso, se deja ver, no agrede.

- Don Jon: la peli en la que me encabroné infinito porque Scarlett representa en ella todo lo peor de los prototipos sobre las tías. Como peli es prescindible, la historia es bastante idiota.

- The art of getting by: el cartel me recordó a "Las ventajas de ser un marginado" y aunque puede tener que ver por el rollo adolescente, no hay color.

- Jack Ryan, operación sombra: si es peli de machotes, espero machotes. Como peli de acción no me entusiasmó. Ni como peli en general.

Las que no recomiendo

​- Noé: no se sabe si va de cuento o de qué. La escena con la que quieren contentar a creacionistas y evolucionistas da mucha pena y bastante vergüenza. Rollo.

- After: esto me pasa por ver pelis españolas. Me pareció horrorosa, los personajes además de idiotas dan pena en el mal sentido. Horrible. Esto me pasa por hacer caso al anónimo distanciado.

- Plan de escape: qué decepción. Esperaba tanto de la reunión Arnie y Sylvester...

- Sácame del paraíso: o lo que hace el insomnio, que acabas viendo cualquier cosa con la esperanza de dormirte. Y que sale Paul Rudd.

- Todas las mujeres: una vez al mes hago caso al anónimo distanciado. Y la cago, claro. Por eso es distanciado. Un rollo.

- El vuelo: otra del anónimo distanciado, pero coincidimos. Para mal. Empieza fenomenal, parece que va a ser una peli apasionante, y en un momento dado se convierte en moralina y telefilmidad. Mal, Denzel, mal.

- Ocho citas: o razones por las que no suelo ver cine español


​Documentales, que van en categoría aparte y que veo la mayoría en momentos de insomnio. O a trocitos.

- Broadway Idiot: o el proceso de creación del musical American Idiot, de Green Day. No soy muy fan de este grupo pero una de mis canciones favoritas ("Wake me up when september ends") es suya​.

​- Esparcid mis cenizas en Bergdorfs: pensaba que iba a ir más de las clientas y menos de la tienda en sí. Pero se deja ver. No es fascinante.​

​- Desigualdad para todos: documental de temas serios contados de forma bastante amena. Como tiene que ser la divulgación, enganchar por el entretenimiento.

- El culo del mundo: a mayor gloria de Buenafuente, que nunca he visto un programa suyo y es poco probable que lo vea. Me interesa poco y además empieza muy tarde

- Bridegroom: una tristeza de documental. Desolador todo. Me partió un poco el corazón. Es de amor y de pena. Y de intolerancia y mala suerte.

- Low cost por los aires: es minidocumental, poco más de una hora, sobre las compañías aéreas low cost. No sé si meter a easyjet tiene mucho sentido, porque a Berlín me costó más con ellos que con Iberia...

​Julio lo he empezado a tope y eso que no estoy de jornada intensiva (el año pasado, que la hice, me harté a ver pelis por la tarde) 

domingo, 13 de julio de 2014

La caja tonta: 2014 (II)

Este trimestre ha sido el de las series. Lo he visto TODO. Sin estreses y sólo con un par de maratones de los que la culpa la ha tenido la baja.

Por lo demás, este curso he tenido el calendario de series muy bien organizado. He buscado durante meses una aplicación que me convenza y al final me he pasado al papel, y apunto en un cuaderno por dónde voy y qué día de la semana veo cada serie. He acertado mucho y sigo (más o menos) negándome a ver cosas nuevas. La nota media es de 3,95 sobre 5, muy bien. También es verdad que si veo que una serie va mal, la dejo antes de que acabe la temporada.

NASHVILLE (T1-2): empecé a verla la temporada pasada. Y se me olvidó que existía esta serie. Pero Yomvi (que me ha cambiado la vida) tenía las dos temporadas y a razón de capítulo diario en mayo y junio me las he ventilado.
Empieza queriendo ser una serie seria y de momento se ha quedado en mamarrachada, se les ha ido un poquito de las manos la parte culebrón. Pero es entretenida y la banda sonora es sensacional. Seguiré viéndola.

MOONE BOY (T2): una monada de serie. Una familia irlandesa y su hijo pequeño que tiene un amigo (adulto) imaginario. Son media docena de capítulos de 25-30 minutos, te la ves en una tarde. Y acabas la tarde con una sonrisa de oreja a oreja. Es totalmente un lugar feliz.

RIZZOLI & ISLES (T4): procedimental que veo cuando no tengo nada que ver. Siempre me planteo dejar de verla y vuelvo a ella en los parones de mis series habituales.

SCANDAL (T3): la serie más oyoyoyoy en emisión. Me lo paso sensacional con ella. Es una serie muy loca y muy de llevarse las manos a la cabeza. Probablemente tiene uno de los peores repartos de la historia y se toma demasiado en serio a sí misma. Pero es entretenidísima y adictiva. Muy fan.

PARKS AND RECREATION (T6): mi lugar feliz. Parece mentira que no haya encontrado cadena que la emita en España. Y casi mejor, para que luego la destrocen con el doblaje como a Modern Family, mejor que nadie la descubra. Es imposible no morirse de amor con la vida en Pawnee. La próxima temporada será la última. Me dará mucha pena, pero es mejor así. 

GIRLS (T1-3): ver Girls es a veces como mirar un accidente. Te horrorizas pero tu parte morbosa no puede dejar de mirar. Algo así me pasa con esta serie. No consigo la menor conexión con ninguna de las protagonistas, casi diría que me caen mal, pero claro, son 25-30 minutos de episodio, y vienen bien para llenar ratos muertos. No le veo la genialidad a la Dunham y si es la voz de su generación es que su generación está todavía muy perdida.

THE MINDY PROJECT (T1-2): una serie que tiene casi más defectos que virtudes (la prota es asesinable, los secundarios no tienen chicha, las secundarias dan pena) y que se sostiene por la gracia de Mindy y por la sexidad canija de Danny Castellano. Muy chick-lit, aunque un poco incoherente. Mindy es una brillante ginecóloga pero a veces parece que no ha ido ni al instituto. Para ver los capítulos de tres en tres.

ANATOMÍA DE GREY (T10): no es ni de lejos la mejor serie en emisión, pero seguramente sí es una de las que más me gustan. El año pasado recuperé la fe en ella y esta temporada me lo he pasado muy bien. Mi rutina del viernes es llegar corriendo a casa, pegar los subtítulos y al sofá. Y mira que los domingos la ponen en Fox, pero no puedo esperar. Es mi momento feliz de la semana.

TBBT (T7): yo me lo sigo pasando bien, pero me agobia un poco pensar en tres años más de serie. Que se termine ya. Igual no debería querer que se terminen todas estas series porque en realidad no tengo nada decente para que las sustituya, pero bueno, supongo que igual que algunos quieren leer menos otros pretendemos ver menos tele.

THE GOOD WIFE (T5): para mí la mejor serie que hay ahora mismo en emisión. A pesar de que en todas las temporadas hay alguna trama-cagada que chirría hasta el disparate. Menos mal que se obcecan lo justo y las acaban cerrando más o menos rápido. Sí me preocupa que casi todas estas tramas-cagada tienen que ver con Kalinda, porque eso hace pensar que a lo mejor un personaje que parecía fascinante está empezando a ser prescindible.
Y sí, Julianna Margulies lleva peluca. Todo el tiempo. Desde el episodio 1.

CASTLE (T6): visto lo visto y que esta serie no se acaba nunca, ya acabo yo con ella. No me planteo seguir viéndola en la temporada 2014-15. Ya me he cansado del tono de voz del doblador, que me pone mala, de los secundarios chorra haciendo el monguer por ahí y de que dediquen más tiempo a peinar a Beckett que a hacer un guión decente.

THE BLACKLIST (T1): procedimental con arco largo. Psé. Todos son muy tontos y meros comparsas de Red que es el que lo sabe todo. El FBI no sirve para nada a su lado y la prota también lleva peluca, peor que la de Julianna, y me perturba

MODERN FAMILY (T5): pues un lugar feliz, siempre entretenida y a ratos hilarantes. Finales felices y gente que se quiere. Pues todo fenomenal. Imprescindible en VO. 

REVENGE (T3): otra serie de oyoyoyoy, amor y lujo. Y todo muy loco. Después del rollo mortal de la temporada anterior yo me había rendido. Pero vi tantos comentarios muy entusiastas que le di otra oportunidad. Y bien por mí. Mereció la pena. Me lo he pasado pituti. Y el delirio de muertos del último episodio fue sensacional.

SNL (T39): gracias a Yomvi por fin he sido capaz de ver una temporada completa. Es un humor que a veces es malísimo, pero cuando me río me parto. Mola ver a las estrellas haciendo algo diferente a lo que solemos ver.

THE AMERICANS (T2): de estas series que empiezan y parece que van a ser psé y se reconvierten en algo apasionante. La ambientación es sensacional, la historia de los espías rusos es apasionante y los actores están genial. Además son 12 capítulos por temporada, que muchas veces es un valor añadido.

ORANGE IS THE NEW BLACK (T2): el primer maratón del año. En un fin de semana estaba ventilada. Me ha gustado también mucho. Y me ha gustado que veamos el lado peor de las reclusas, ver que en realidad son delincuentes (algunas no son más que hijas de sus circunstancias, pero lo del libre albedrío también influye) y que eso no se nos olvide, que en la primera sí se nos olvidaba. Piper es tonta. Pero está muy bien tener a alguien a quien odiar.

PERSON OF INTEREST (T1-3): tres temporadas en tres semanas. Va claramente de menos a más, la tercera temporada es sensacional y termina en lo más alto. Caviezel es perturbador para bien aunque no vocaliza nada y he acabado viendo la serie doblada.

JUEGO DE TRONOS (T4): una serie que está a punto de dejar de gustarme, en cuanto se metan un poco más a saco con la fantasía a mí me pierden totalmente como público. En cualquier caso, la factura es impecable, aunque cuente con alguno de los peores actores de la historia.

GLEE (T5): la pena es cómo nos enteramos de cómo hubiera terminado la serie (Rachel volviendo al instituto en el que Finn trabaja como profesor y diciéndole "I'm, home"), de la peor manera posible. Estoy deseando que acabe, pero no voy a dejar de verla. Espero que sepan darles un final digno y que se tomen una pequeñísima molestia en contarnos qué pasó con esa nueva generación que no interesó a nadie.

FUTURAMA (T6): algunos capítulos, son sólo 13, son completamente tronchantes. Nos faltan 5 de la séptima y última y tenemos los dos la pena negra. Cuando acabemos empezamos nuestro Proyecto Los Simpson.

EL TIEMPO ENTRE COSTURAS: cómo se nota cuando las teles tienen dinero para gastar, qué ambientación, qué vestuario y qué todo. Poderío a tope. Una adaptación bastante fiel a la novela. A capítulo diario. Espero que no se les ocurra hacer continuación. 

AWKWARD (T4): cuatro temporadas dando la vuelta sobre lo mismo. Y no cansa. O no mucho. Los secundarios este año han sido lo mejor de la serie. 

THE WRITERS ROOM (T2): Scandal, TGW...veinte minutos de charla con los creadores de las series de moda. Para los amantes del género.

miércoles, 9 de julio de 2014

TOC tecnológico

A mí los cacharros tecnológicos lo que me generan es un TOC que no me deja vivir.

Todavía no tengo organizado el iTunes como yo lo quiero, con fotitos y todo ordenadísimo y con toda mi música, por si acaso, y hace años que lo uso, como para ponerme a organizar (ooootra vez) el tema de los libros. Lo del iTunes TENGO que hacerlo antes de irme de vacaciones, lo bueno es que me faltan seis semanas, lo malo es que no me va a dar la vida y seguro que me quita horas de sueño. Lo quiero todo muy ordenado y muy a mi manera. Soy una torpe con algunas cosas y no me veo como para hacer listas en plan, así que lo ordeno todo por discos y ya, pero todo tiene que estar bien ordenado y con la carátula del disco y todo precioso. Y además meter la colección de musicales que me trajeron los Reyes. Como si me pasase la vida oyendo música, que no es el caso, porque soy una rara y me gustan pocas cosas y en general bastante deplorables. Aunque para otras cosas tengo un gusto exquisito, Sondheim, por ejemplo.

Total, el TOC. Que me he cambiado a kindle (paperwhite, me satisface pero no me hace feliz, he recuperado lo de leer en la cama, pero no es precioso y yo soy una superficial y me gusta que todo sea precioso...aunque la funda es fucsia y mola bastante) y me ha dado un TOC. Y maldigo a Calibre, sus ancestros y sus descestros. Que he perdido unas valiosísimas horas de sueño. Por astragada, claro.

Todos los libros que mi adorado exsony (en proceso de venta, baratu baratu) leía eran en formato epub. Perdí muchas horas de sueño y seguro que algunos años de vida en aprender a convertir las cosas a epub. Para qué, para nada. Para pasarme chorromil horas volviendo a convertirlas todas a mobi, que es el formato del binchle (leído binchel o como cada uno quiera), porque necesitaba convertir todos los libros, y todos los libros son unos 1400, antes de empezar a pasar una selección digamos que razonable al binchle...210 libros es razonable. Para ser yo, muchísimo. Para cualquier otro, seguramente no.

¿Y por qué esa necesidad? Pues para nada, en realidad. Pero a mí me gusta tenerlo ordenado. No pasa nada, no se acaba el mundo y duermo por la noche. Pero estoy más tranquila si lo coloco todo a mi manera y en mi orden. Como me dice mi madre, que sabe mucho y me conoce bien "no es que seas rara, es que eres muy maniática". Pues eso. Y son manías que no le hacen daño a nadie, salvo a mí.

Otra cosa es para qué quiero o necesito mil y pico libros, que no me va a dar la vida para leerlos. Pues es fácil, por si acaso. ¿Por si acaso qué? No se sabe, pero por si acaso. Que si viene el fin del mundo o me sobreviene la jubilación o de repente me toca la lotería y no trabajo más que no me pille sin libros. 

martes, 8 de julio de 2014

Lo que cunden siete años

Cabe una vida entera en siete años. 

Una mudanza, dos cambios de departamento en el curro, cuatro mudanzas laborales, el descubrimiento del paraíso vacacional.

Punta Cana, Viena, Florencia, Los Ángeles, Boston, Chicago, Washington...un montón de sitios nuevos. BERLÍN. Sitios viejos vividos de otra manera, no llorar en la cuesta de San Francisco, no preferir morirme a ir de vacaciones. Una luna de miel perfecta y una miniboda. ​Caben también bodas, bautizos y comuniones. Y por desgracia, algún funeral. 

Ya no tengo padrinos, pero soy madrina de un mico de casi cuatro años que me tiene flipada. Mucha gente nueva. Muchos niños a los que malcriar en el entorno. 

No fumo. Nunca. Ni a escondidas. 

Cuando digo "Ana", sin añadir apellido ya no me refiero a la misma Ana. Por un lado me mata de pena, por otro me pone muy contenta y por otro me encabrona un poco...muchos lados en un nombre tan corto.

Cabe también toda una vida 2.0 llena de posts, comentarios, tuits, readers, feedlys y aplicaciones varias. Un club de lectura que es más bien un club gastronómico encubierto, y un blog abandonado de pinturitas en el que dar rienda suelta a las cosas de personita loca.

Unos cuantos dragones, de Felipe a Culito. Equivocaciones en el coche. Valencia en septiembre, Barcelona a escondidas, Vitoria sin planes. Un montón de pecas. Besos en el pelo. Muchas risas y unas cuantas lágrimas. Alegrías enormes, disgustos de todos los tamaños. La voz amiga. Encontrar mi sitio. Fotos de pies. Ser o pareser. Petente. Españoles por el mundoooo. Photoespaña. El efecto Fuentedé y el efecto Samsonite. Tontunas. Frikadas. Bolsos. Un cajón para las gafas de sol. El bollito. El zen. Tres pelis de Iron Man. Cinco temporadas de The good wife. Un montón de musicales. La ópera en el Met. Hacerlo todo bien. Que la vida sea fácil. Y bonita. Algunas derrotas y muchas victorias. Ser lo más importante para quien es lo más importante. Pi. 

Para mí esto nunca fue una competición. ​Pero bueeeeeno, si tuviera que serlo, si no hubiera más remedio...he ganado.

viernes, 4 de julio de 2014

Junio intenso

Esto que yo hago es fatal, aguanto todo yo solita, pero eso sí, cuando se me pasa la pena negra, halaaaa, a lo loco y a contarlo al mundo. Seguramente me iría mejor si me explayase antes y no después, pero no me suele salir. Y cuando me sale es sólo un poco.

El mes de junio ha sido un puñetero mojón. Como fue el de hace unos años, que estaba de un intenso que daba miedo. He estado de lo más plof porque tenía la sensación de "no puede ser, han pasado un montón de años y estoy exactamente donde estaba, dolorida, depre y lo que es peor, intensa". Y justo esa sensación, el acordarme del despojito que era, lo mal que lo pasé y lo intensa que me puse, es la que me ha librado de  la intensidad, aunque el coste ha sido una mezcla de pena negra y mala leche épica.

Creo que lo he disimulado bastante bien y no he ido dando bocinazos, sobre todo al pobre santo varón que tanto y tan bien me ha cuidado. Y es que creo que mi peor estado vital es el intenso, no me pega nada y no lo sé llevar, pero es que me provocan, yo no quería, la culpa es siempre de los demás, por supuesto. Me he visto físicamente dolorida, con molestias todo el rato (vivir con dolor es una puta mierda, que lo sepáis, que te come la moral y el buen rollo y las ganas de vivir), preocupada, enfadada con el mundo en general y con alguno en particular. Durmiendo mal y a deshoras...pero si no tenía ganas ni de leer!! El fin del mundo, vaya. 

Es como un día negro, pero muchos días. Y es fatal. Pero tengo a mi favor que soy más terca que una mula y esta vez no me ha dado la gana venirme abajo...también me ha pillado menos blandita, que también ayuda. Eso, y el mantra de cuando estaba en el departamento del horror "soy un corcho y floto", con un poquito no de optimismo, sino de realismo...me recordaba a mí misma "Bich, todo este dolor que estás pasando ahora es para que termines de recuperarte y ya no te duela más" con un poquito de "esto también pasará", que es otro mantra que hasta la fecha me ha sido muy útil.

Los mimos de mi madre, los cuidados y el amor constante de N, las visitas de los amigos, las pulseras de gomitas, el disco duro de series, un queso de medalla de oro, el grupo de wa de los tuiteros anónimos...todo eso también ha tenido mucho que ver en mi ánimo. Mi madre me ha repetido mil veces, como siempre, la suerte que tengo con la gente a la que quiero y que me quiere. Y es verdad, que no se me olvide. Terminé junio fenomenal viendo escaparates de joyerías y he empezado julio igual, muy contenta y todo muy bien, salvo la depresión de toooodos los madrugones que me quedan para irme de vacaciones. 

Mi salud fenomenal. No era nada serio y estoy casi al 100% recuperada. Y sin dolor.