jueves, 25 de agosto de 2011

Cosas


Postear desde la Blackberry no es demasiado cómodo, pero era peor con el ipod...aquí por lo menos no la cago en dos de cada tres letras que tecleo.





Odio mucho a los pro: ésos que a las 6 de la tarde o a cualquier otra hora en la que la piscina está petada de gente, se ponen a nadar en plan profesional y te miran con odio si no estás pendiente de sus progresos para apartarte de su camino. Esta piscina es de baño, no de entrenamiento. Si quieres una calle para ti solo, vete a un club de natación.





He visto a un chico que conozco de la GRAN empresa. Llevo toda la semana haciéndome la loca. No me gusta socializar en vacaciones.





Hay familias que veranean en modo horda: 14.000 todos juntos a todas partes todo el tiempo. Me dan miedo.





Hay parejas que se llaman el uno al otro papá y mamá. Novio me ha prometido que si alguna vez le llamo papá en un contexto distinto a "niño vete a jugar con papá" tirará a matar, no a herir.





Hay gente loca y estúpida que usa aceite Johnsons para el sol. Mal. El sol es tu amigo, pero no tanto. Novio lleva protección 50 y yo 30. Me estoy poniendo muy morena, pero no tengo ni media quemadura.





Y ya. Otro rato os cuento más cosas.





Qué tal vosotros??

miércoles, 17 de agosto de 2011

Cero, o los posts que dejo programados


Efectivamente, no dejo ningun post programado.





El primer verano del blog programé unas cuantas chorradas, memes básicamente, pero fue un rollo hacerlo, y al releerlo me pareció otro rollo aún más grande.





El año pasado no programé nada, y me gustó lo de tomar unas vacaciones también blogueras, aunque no tanto. Una vez por semana pasábamos por el cibercafé a mirar las cuentas (yo, que soy una obsesiva compulsiva y nada me da más palo que quedarme con saldo negativo), frikear un rato (Novio, que tiene sus cosas que no sé explicaros porque paso bastante de ellas) y bloguear otro rato…también yo, básicamente a darle al botón del Reader de marcar todos como leídos y cotillear el correo.





Este año el acceso internetero es más fácil, porque mi súperBB viene con tarifa plana de serie…lo que no tengo claro es hasta qué punto la voy a usar, seguramente se quede en casa mientras yo playeo y leo al sol, o me dedique a tuitear fotos de mis pies al sol, cada día más morenos.





En cualquier caso, sé que Novio querrá ir una vez por semana a frikear, así que seguro que habrá alguna prueba de vida, en la que contaré mis peleas con el socorrista y lo mucho que me gusta estar en el pueblito de Málaga que me carga las pilas.





Este post le encantaría a Novio, por su simetría, todos los párrafos empiezan por la letra E…mierda, me está frikizando. Poco más. En unas horas viene a recogerme al trabajo y tiramos rumbo a La Manga a pasar un par días. El sábado estaremos en Málaga. Sed buenos. Y leed mucho. Y echadnos un poquito de menos.

martes, 16 de agosto de 2011

Uno, o el plan maestro


Sólo me queda un madrugón. El post de mañana lo tengo clarísimo, pero hoy, puffff, me va a costar la vida.





Que llevo dos semanas haciendo la cuenta atrás, inventando listas y cuadrando posts con Novio, que ha estado divertido, pero hasta el año que viene no lo hago más (espero) y hoy, ni idea.





Pues nada, el plan maestro de las vacaciones.





NO HACER NADA. La idea está clara no?? Por si acaso, la desarrollo, que parezca que me curro un poquito los posts.





Este año ni excursiones a Málaga, ni a Nerja ni a ningún sitio…salvo que a uno de los dos le dé un arranque de actividad, estamos bastante machacados (a Novio su puesto nuevo le está quitando la salud) y muy perezosos. Además todo lo que hay que ver en un radio más o menos cerca, ya está visto, así que caserismo y piscinismo.





Echaré de menos la playita santapolera de arena fina y agua calentita, y me pasaré la vida piscineando…no es la mejor opción, pero sí donde Novio corre menos peligro de achicharrarse vivo, que ni con pantalla total está a salvo de quemaduras el pobre pelirrojo.





Tengo preparado el excel definitivo, con la lista de todo lo que va en la maleta, la planificación aproximada de los menús y la lista de la compra, para cocinar lo justo y que cunda mucho.





Voy a leer como si se acabase el mundo, voy a ver series con Novio comiendo palomitas, voy a jugar al Carcassone con mis nuevas fichas fucsia que me ha regalado el friki…hacia el frikismo a través del bonitismo, creo que es el pensamiento de Novio cuando me compra esas cosas.





Viviré desinformada. Mal. Fatal. Pero mucho más feliz. Y además algun día me superficializaré a muerte, que son vacaciones y toca vaciar el cerebro.





Mi amiga y comadre H se enfadará conmigo. Porque pasará lo de todos los años. Me llamará cada día cuando se aburra en el trayecto a su casa (nuestra relación telefónica se basa en el aburrimiento, la que más se aburre llama a la otra) y en cuanto me nombre algo del trabajo, colgaré, pero es que ni me despido. Al rato me llama y se descojona, pero es que si me hablan de la GRAN empresa, me tenso y no descanso bien.





El plan inicial de estas vacaciones pasaba por una semana en Galicia en modo turistas…a mitad de la luna de miel Novio dijo que ni hablar y yo me puse toda feliz, después de tanto trote, la perspectiva de más turisteo me mataba. Pero no le había dicho nada porque la semana del norte es la contraprestación a las dos semanas de Málaga…cómo estará su cuerpo que hasta fue idea suya lo de tres semanas en el sur.





Nada más. O nada menos. Que a mí me parecen las vacaciones ideales, salgo menos que mis abuelos, que ya es triste, pero volveré en modo bollito 100%, a ver lo que me dura…pero ésa ya es otra historia.

viernes, 12 de agosto de 2011

Dos, o resoluciones de nuevo curso


Al final vuelvo a currar en torno al 15 de septiembre, todavía me estoy pensando coger un par de días más y volver el lunes 19…si alguna ventaja tiene la GRAN empresa es que tenemos mogollón de días de vacaciones. Pero muchísimos. No es ni medio normal. En serio. Tú nos ves y piensas "esta gente cuándo curra?" Muchas vacaciones. De verdad. Luego, cuando te enteras de todas las mierdas y marrones que tenemos el resto del año, piensas "son pocas vacaciones, se merecen más"





A la vuelta, toca hacer frente a las dos resoluciones que tengo para el nuevo curso, que si en diciembre siguen sin cumplir pasaran a llamarse propósitos para el año nuevo.





Resolución número 1: el gimnasio





Mira que me da rabia apuntarme al gimnasio. Porque sé que luego me voy a enganchar, que tardaré en torno a un mes en cogerle el ritmillo, pero luego voy a ser muy fan de ir al gimnasio.





Cuando hace más o menos buen tiempo me voy andando a casa, tardo unos 45 minutos y es un buen ejercicio aeróbico, que es lo que me hace falta ahora mismo. Problema: si hace mucho calor/frío/lluvia/lo que sea, paso y me voy en autobus. Y así no hay manera, tiene que ser algo constante.





A esto le sumamos que cada vez la hora de la comida se me hace más pesada…no comemos las amigas solas sino con mucha más gente (incluída Orejitas de Conejito) y a veces hay mogollón de tensión en el ambiente…yo sólo tengo tensión con Orejitas, que me saca de quicio.





Total, que calculando coger para comer en vez de una hora, algo más de hora y media, me da tiempo perfectamente a bajar al gimnasio que tenemos al lado del curro, hacer la mona, ducharme y subir a comer rapidito. Igual me voy a casa media hora más tarde de lo que me iba, pero con todo hecho.





Resolución número 2: el tercer idioma





Llevo desde 2006 a vueltas con aprender italiano. Lo cojo, lo dejo, lo vuelvo a coger, lo vuelvo a dejar y así hasta el infinito y más allá.





Pero este año me lo voy a tomar en serio…aunque puede que no sea italiano y que sea francés…y por qué? Porque prefiero francés acompañada a italiano sola, y la posibilidad de volver a clases de idiomas con E (después de 20 años) me mata de ganas, aunque el pobre, como no tiene ningun oído para los idiomas, pues me dejará fatal…y menos mal que he conseguido convencerle de francés, que su primera idea era el chino!!





Y yo paso de chino. Yo quiero un idioma que me cunda, que esté chapurreando en seis meses y defendiéndome en un par de años. Que quiero ir a Francia y me niego a ir sin defenderme en el idioma, que luego son unos bordes y no te ayudan nada.





Ya veremos en qué quedan mis buenas resoluciones. Tengo dudas respecto al idioma, ir al gimnasio a la hora de la comida da menos pereza que meterse en clase después del trabajo. Pero si al final nos apuntamos E y yo será un aliciente para ir a clase...M dice que también se apunta, pero ella pasará menos por clase, seguro. El que dice que de ninguna de las maneras es Novio, que es un rancio y prefiere quedarse frikeando.

jueves, 11 de agosto de 2011

Tres, o lo nuestro es puro teatro


Esto parece Nueva York!!





Estuvimos tres días y cada una de las noches fuimos a una obra de teatro (Jersey Boys, Wicked y El Rey León), que ya contaré más cosas si es que algun día llego a postear tooooda la luna de miel.





Pues eso, que esto parece Nueva York, porque nos estamos haciendo un “3 días, 3 teatros”.





La culpa es de mis amigos, que son un poco lo peor y otro poco unos indecisos de la vida (y un mucho adjunta de una especialidad chunga) y nos vuelven taaaan locos con los horarios y las disponibilidades, que al final resulta que no hemos conseguido cuadrar fechas…y que a nosotros se nos ha echado el tiempo encima para ver todo lo que queríamos ver.





Total, que tenemos un no parar de obras de teatro, verás que va a ser un días de mucho, vísperas de nada, que me voy a pasar todo el invierno sin pisar un teatro!! Somos muy culturetillas, pero estamos fatal organizados.





Ayer. Obra número uno: El sueño de una noche de verano. Iba sin expectativas, y las pocas que tenía no eran buenas, porque gente que conozco que ha ido no me ha hablado muy bien. Me gustó mucho, el montaje es una chulada y se pasan las dos horas y media en un momento. Muy muy recomendable.





Hoy. Obra número dos: Una noche con Gabino.


Novio ya vio esta función hace ocho años, y dice que le gustó. La verdad es que me apetece mucho. A ver cómo llena la función él solito. Seguro que bien





Mañana. Obra número tres: Las siete vidas del gato


En este caso, la obra es la excusa para ir a cenar a los Jardines del Galileo, que es lo más mejor de toda la programación de Los veranos de la Villa. Ni sé los años que hace que voy, me encanta el ambientillo, cenar al aire libre.


Seguramente es una comedia ligerita, que es lo que ponen todos los años. El año pasado vimos Un marido de ida y vuelta y me gustó, también he visto allí La decente, Cuatro corazones con freno y marcha atrás y una de enredo en verso que no me acuerdo cómo e llama…y siempre me lo he pasado bien.








Y para septiembre, Llama un inspector, que sale Pou, y Pou mola todo, cuando se le oye.




miércoles, 10 de agosto de 2011

Cuatro, o los que se fueron de fin de semana


Yo no doy detalles de mi vida en el blog…para qué? Si tengo el tuiter que me falta contar cada vez que me cepillo los dientes!!





Así que los de tuiter ya saben que me he pasado el fin de semana en una especie casa/hotel rural. Sólo íbamos cuatro, pero vamos, cuatro mundos distintos. Así que la cuenta atrás de hoy va de cuatro personas y cuatro maneras de vivir un fin de semana, cada una distinta. Y con la suerte de tener unos pocos puntos en común que han hecho que todo fuera perfecto





M ha madrugado horrores el sábado, pero poco el domingo. Ha comido un solo huevo frito, patatas de microondas y de bolsa, y el pollo en ensalada con pasta. La leche justa para el café. Preparó las patatas en todas sus formas y todos los cafés. Limpió la cocina.


Se ha ido de caminata y se ha bañado en la piscina helada. No ha tomado el sol. Ha leído un poco y ha dormido siestas. Está flipada con The Company, en papel y en español.





E ha madrugado mucho los dos días. Comió un huevo frito y una clara, patatas de microondas pero no de bolsa. El pollo poco hecho y con patatas cocidas. Casi dos litros de leche y un paquete de galletas Digestive. Hizo los huevos fritos.


Se ha ido también de caminata, pero ni se ha bañado ni ha tomado el sol. Se ha ido a leer a la otra punta de la casa porque le desconcentraba tanta gente (éramos cuatro y todos leyendo). Ha terminado un libro y ha empezado Gomorra, que yo odié y a él le está encantando. Lee en papel y en español








Novio no madrugó el sábado, pero sí el domingo. Comió dos huevos fritos, aunque no es muy fan de la yema. Pasó de las patatas al microondas, pero arrasó con las de bolsa. El pollo muy hecho, mucho pollo y con más patatas de bolsa. Un litro de leche y una bolsa de tortas de Alcázar con chocolate. No ha cocinado nada, pero ha fregado casi todo.


Ha pasado de caminatas, de bañarse y de tomar el sol. Se hizo fuerte en una tumbona a la sombra y ni soñar con meter el pie en el agua helada. Ha leído bastantillo, todo en inglés y todo muy friki. En digital.





Bich se levantó a las nueve todos los días. Comió un huevo frito y una yema, mojando las patatas al microondas, y pasando un poco de las de bolsa. El pollo en tiras, con tomate y espirales. Casi nada de leche pero fan de las galletas Príncipe con doble chocolate. Siesta del cordero en la tumbona. Preparó el pollo en todas sus versiones, y fregó un par de vasos.


Pasando de caminatas, se bañó brevemente y a medias, pero siempre estaba mojada. Tumbona al sol, nariz rojilla y chapetas. La que más ha leído, en inglés y en español, todo en digital.





Veis? Cada uno de su padre y de su madre, pero coincidimos en lo fundamental: la idea de pasar un fin de semana apartados del mundo, dedicándonos cada uno a lo que más le apetezca sin que lo que hace uno condicione lo que hacen los demás.


Hemos coincidido en las comidas, y cenas, pero cada uno ha comido y cenado lo que le apetecía, hemos coincidido algun ratillo en la piscina, nos hemos juntado a cotorrear por la noche y a planificar las actividades culturales del próximo curso (Novio, apúntate con nosotros!!), hemos sacado entradas para ver a Pou en septiembre…hemos llevado cada uno la cuenta atrás de sus vacaciones, nosotros al calorcito a no hacer nada, ellos al frío a hacer marchas, he fardado con mis nuevas fichas del Carcassone (y he vuelto a amenazar a Novio: ya lo sabes, si te dejas el Carcassone en Madrid, me separo, no vuelvo a hacer 100 km para comprar otro).


Nos hemos reído la vida (sabiáis que trois es miércoles en francés? Yo tampoco, EPIC momento de llorar y llorar de risa) y suplimos el disgusto de que nos largaran pronto el domingo comiendo en un diner chulísimo que le teníamos muchas ganas.








Y el verano que viene, otra vez.

martes, 9 de agosto de 2011

Cinco, o chorradas de N (II)

1. "Si me viene alguien a preguntar con un plano en la mano, primero hago que se coma el plano, y luego le contesto"

N. haciendo amigos



2. "El sexy carro es el mejor mix de la historia de los mejores mix de la historia de los mix"

Novio principales, del 40 al 1



3. "Yo sólo cargo, no le pidas a la mula que también piense"

N. todo músculos



4. "Perdona bonita pero Robert Redford no está un poquito arrugado...es de papel pinocho!!"

Luego la superficial soy yo.





5. "Por favor, vuelve a hacerte la coleta que con el pelo suelto pareces George Washington"

El marido ideal, de luna de miel. Nunca me va a querer más que ahora...lo llevamos claro!!

lunes, 8 de agosto de 2011

Seis, o mis nuevas camisetas de Star Trek


Soy friki.
Soy muy friki.
Y soy Trekkie.
Esto lo digo por si alguien estaba muy, muy (pero que muy) distraído y no se había dado cuenta.

Total, que hace ya algún tiempo estuve moneando por cafepress (en sus versiones .uk y .de, para evitar problemas con la dichosa aduana), porque hacía mucho que no me compraba camisetas de Star Trek, y buscaba algunas chulas que no fueran negras, para variar. Miré más de 2.000 (y no, no es una cifra figurada) y logré reducirlo a seis modelos, por aquello del presupuesto y la capacidad de nuestros armarios.
Pagué, esperé, llegaron... y me deprimí. Con el lío de las tallas USA y las europeas, con tanto modelo distinto, con que si encogen o no, las había pedido GRANDES, cuando las quería pedir medianas!! Horror!! Me las probé y parecía Tyrion Lannister con una camiseta de Fernando Romay. Tremendo.
Así que les mandé un correo para devolverlas y ¿Sabéis lo que me contestaron? "¡No hay problema! Quédatelas, que te mandamos otras seis de la talla M sin coste ni gastos de envío". Olé, olé y olé! Así se hacen las cosas! Eso sí que es servicio al cliente!! Os recomiendo -evidentemente- comprar en esa página, porque tienen cosas muy divertidas, y ya veis que el trato al cliente es inmejorable.

Pero ya basta de tanto rollo. Aquí os presento, como un padre orgulloso, mis nuevas camisetas!

A mí me gustan todas, qué otra cosa voy a decir! Pero, para todos aquellos que no le vean la gracia a estas camisetas, les dedico esta otra, que por eso la he dejado para el final...

viernes, 5 de agosto de 2011

Siete, o una nueva tanda de Bichispazos (7)

Para los amantes de la numerología (?), esta es la séptima tanda de Bichispazos, contiene siete perlas de nuestra querida Bichejo, y es el número siete en nuestra particular cuenta atrás hasta las vacaciones... Da miedito, ¿eh?

-"Los impacientes solemos ser mala gente... tenemos un algo que nos enchunga".
Bich, in treatment.

-"Estoy en contra de la vida natural"
Bich, corriendo delante de una libélula.

-"Usas fragancias de consumo, eres un cacas"
Bich, dime a qué hueles, y te diré cuánto ganas.

-"Me han cobrado 28 euros con 46 decibelios".
 Bich, y el conversor mágico de divisas.

-"La tierra no es redonda, es pelota"
 Bich, o La Carta Esférica.

-"He soñado que no te querías venir una semana a NY conmigo porque te ibas con Penélope Cruz a las fiestas de San Bonifacio"
Pesadilla en Bich Street.

-"Eres el contrapeso kármico a todos los sorteos que gano".
 Bich, puro romance.

Como podéis ver, el filón sigue siendo inagotable xD!!!

jueves, 4 de agosto de 2011

Ocho, o mal humor de jueves

NOTA INICIAL: el post de quejas ya estaba escrito y programado antes de las buenas noticias del final del post. No soy tan desagradecida ni tan amargada de la vida como para andar quejándome cuando el día amanece con sorpresa agradable!!!

Por fin es jueves, que ya tenía yo ganas de despotricar a gusto. Los antiguos del lugar ya saben que mi día más odiado de la semana es el jueves.

En vida normal (cuando no disfruto de este maravilloso horario de verano que me hace tan feliz) llego al jueves arrastrada y me da la sensación de que falta tantísimo para que sea viernes a las tres de la tarde, que me amustio y/o me encabrono, y se me va el modo bollito a tomar viento.

Ahora con la jornada intensiva lo llevo mejor, pero como esto de la cuenta atrás a veces me tiene frita porque no se me ocurre nada, pues qué mejor día que un jueves para cagarme un poco en la leche y quejarme de lo malo de la vida, o cosas que a mí me sacan de quicio.

1.- Me perturban mogollón los blogs con música propia, me pego unos sustos de flipar y me desconcentro. Nunca me acuerdo de apagar los altavoces, así que me sobresaltan. Recuerdo alguno con una especie de tintineo que casi me vuelve loca, porque tardé un ratillo en darme cuenta de dónde salía el ruido…era para verme.

2.- Me dan ganas de pegar a los idiotas que se paran en mitad de la calle, como si fuese suya…o en la puerta del autobús, o en mitad de un pasillo de la FNAC…un día me pegarán a mí, por chulita y quejarme en alto.

3.- Coraje infinito los imbéciles que se saltan un ceda o algo así y encima se mosquean si les pitan, tócate los cojones, mariloles!! Pues no te lo saltes, y haz como yo, que me adelanto lo justo para que me vean cómo junto las manos y pongo cara de pena vocalizando mucho “porfavorporfavorporfavor”…aquí funciona menos, pero en Sitio Misterioso no falla.

4.- Las memas de los cuatro temas: bebés, ropa, decoración y decirnos a los demás cómo vivir. Casi me cargo a una imbécil que me dijo dos veces “ay, hija, es que tú como no tienes ninguna ilusión por tu boda…”, pero tú qué sabrás, gilipollas, a lo mejor es que no te lo cuento a ti que no eres nada mío.

5.- Mi abuela en modo “total, para cuatro días que me quedan”. Mi abuela de casi 89 años, que está que si la veis flipáis, y se lleva quejando de los cuatro días que le quedan desde hace lo menos 20. Lo odio a muerte. Y más desde que Madrina murió con 73. No me parece justo que se queje tanto, cuando está que igual nos entierra a todos.

6.- Las llamadas de teléfono a según qué horas, antes de las 11 o después de las 23 no se llama a ninguna casa decente!! Garrapata me llamó el domingo pasadas las 12 de la noche a preguntarme por no sé qué de una capea familiar que hicimos hace la torta de años, casi le mando a cagar.

7.- Mi compañero feliz que predice cada día el fin del mundo y que no vamos a tener dónde currar a la vuelta de vacaciones…ya le he dicho que a mí no me avisen, que si me quedo sin curro prefiero no saberlo hasta volver de vacaciones, que por lo menos pueda disfrutar de ellas.

8.- Orejitas de Conejito. La última, pero la más importante. Definitivamente vuelve en octubre. Se me quitan las ganas de vivir. Habrá follón en cuanto se me acabe el zen. Muero de ganas de que se meta en una conversación para decirle la nueva chorrada que he aprendido “Sabes por qué la vida del perro es corta? Porque se mete en lo que no le importa!!”




NOTA: este jueves no es tan malo. Ayer estaba durmiendo cuando Novio se enteró y me acaba de decir que nos han tocado casi 1.400 euros en la bonoloto. Bolsazo, ya eres mío!!!

miércoles, 3 de agosto de 2011

Linterna Verde contra el Capitán América

Sé que por el título alguno pensará que voy a hacer una crítica de esas dos películas, o a contar las historias de estos personajes, o a teorizar sobre cuál de los dos ganaría en una pelea... pero no, no es nada de eso.

Voy a contaros algo mucho más grande.

20:13 horas, taquilla de mi cine habitual. Voy a ver la peli de Linterna Verde (la del Capi la estrenan el viernes que viene). Sólo tengo por delante a una mujer morena de pelo largo, bajita, tal vez de unos 30 años (se me da fatal calcular edades). Escucho el siguiente diálogo entre la señora y el taquillero.

Ella: Una entrada para el Capitán América, por favor.
Él: ¿Para el viernes?
Ella: No, para ahora, a las ocho y media.
Él: Entonces, ¿quiere una entrada para Linterna Verde?
Ella: ¿Pero... no son el mismo?
Él: No, este es... un hombre verde.
Ella: Ah, pues entonces, nada. Adiós.

¿Qué os parece? Yo creía que me moría de la risa, os lo juro. De esos sucesos paranormales que te marcan de por vida, y que necesitas compartir con el mundo.

Sirva este post de sincero homenaje a esa anónima espectadora ¡¡La cosa más despropositada en asuntos superheroicos que me he cruzado en años!!

Nueve, o libros para unas vacaciones

No pongo los autores porque estoy preparando este post desde el curro y no tengo a manos los libros en cuestión, lo hago de cabeza...pero casi seguro que me leo todos estos libros durante el casi mes que estaré de vacaciones.

1.- Asesinato en Mansfield Park: compra 100% impulsiva y de la que ya casi me estoy arrepintiendo, pero me hizo gracia lo de una versión alternativa en la que se cargan a la pesada y llorica de Fanny Price, que es el personaje que peor me cae de todo Jane Austen, por pavisosa.

2.- Biografía de Paul Newman: el mundo perdió parte de su belleza con él. Y como todos los años cae al menos una biografía de alguien del cine, pues ésta es la de este año. 

3.- La caja negra: éste sí sé que es de Amos Oz. Es un moli-libro. Tengo unas expectativas muy altas con este libro. De Oz sólo he leído “Contra el fanatismo”, en un viaje de vuelta de la playa, y me gustó mucho. La pena es que no es mío, tendré que comprarlo alguna vez para volverlo a leer.

4.- Un mundo sin fin, que no sé cómo no me lo he leído antes, con lo que me entretiene Ken Follet.

5.- En Málaga me terminaré Anatomía de un instante, que tampoco es un libro como para leer del tirón. Me está resultando interesante, pero en pequeñas dosis

6.- Canción de Hielo y Fuego, supongo que sólo el segundo, no creo que me vicie tanto como para leer más sin hacer descanso de tema saga, todavía no estoy tan frikizada, pero todo llegará, me temo.

7.- Alguno de Sue Grafton, si anobii no me falla, el siguiente es K de Kinsey, y no creo que lea sólo uno, que éstos se leen rapidito.

8.- Bossypants, de Tina Fey. Tengo un dealer nuevo de libros (aparte de bibliotheka.org) pero mola casi más porque es humano (de hecho, creo que está liado o algo con su coblogger!!) No creo que tenga tantos libros como bibliotheka.org, pero es más entretenido y me cuenta cosas por el tuiter…y además nos vamos a ir de cañas si algun día hacienda me ama y me devuelve lo que es mío (o no me ama, pero me lo devuelve igual) o se lo devuelve a Juanjo, que está en las mismas que yo

9.- El último de la lista de hoy, Última noche en Twisted River de John Irving. Otro que lleva un año en la estantería, mirándome con cara de pena, y diciendo y yo cuándo y yo cuándo?? Pues ya, en vacaciones te toca

PD. Seguramente leeré alguno más (espero que muchos más, que tengo uno de la correspondencia y diarios de Agatha Christie que tiene buena pinta, otro sobre los Kennedy...) pero la cuenta atrás de hoy sólo llega hasta nueve, que son los madrugones que me quedan para estar de vacaciones.

martes, 2 de agosto de 2011

Diez, o cosas sobre mi madre

1. Mi madre y yo compartimos nombre. A ella le encanta, el nombre y que lo compartamos. A mí no.

2. Físicamente no nos parecemos en absoluto. Pero si pasas un rato con nosotras, dirás que somos iguales. Gesticulamos lo mismo, somos igual de exageradas y las dos nos reímos lo más grande con cualquier chorrada.

3. De jovencita mi madre llevaba el pelo casi por el culo de largo. Creo que acabó harta, porque siempre lo lleva corto. Lo más largo que se lo he visto, justo por encima del hombro.

4. Mi madre no quería tener perro. Ahora que Garrapata se independiza y dice que se lleva al perrito negro a su casa nueva, le ha dicho que ni de coña, que el perro es suyo. Vivir para ver.

5. Comparada con otras madres de su generación, mi madre es la anti-madre. Si tuviese que ponerla en un extremo, es en el de las madres desnaturalizadas. Me ha encantado crecer con una madre así, que me ha enseñado a ser independiente (y también a soñar a lo grande!!)…aunque a veces me gustaría ser un rato la pobre Bich. Si me lee me mata, porque luego nos mima a muerte cada vez que vamos a Sitio Misterioso o a Santa Pola.

6. Mi madre se jubilará dentro de tres años y cuatro meses. Si le preguntas creo que sabe hasta los días que faltan para que llegue ese día. Se muere de ganas de irse a vivir a Murcia, pero le aterroriza la idea de desmontar la casa de Sitio Misterioso, que es normal que se aterrorice porque vamos a currar como negros para vaciar esa casa.

7. Mi madre es una tecnológica extraña. Maneja a la perfección SU móvil, manda mensajes, adjunta fotos…una experta. Pero no le des otro, ni aunque sea otro Nokia, te lo va a desconfigurar entero.

8. Si ves a mi madre te parecerá poca cosa. Y te equivocarás.

9. Mi madre me quiere. Mucho. Lo sé sin ninguna duda, por montones de cosas. Y la razón por la que soy más consciente de ese amor es de lo más tonta: cada Navidad pone los dulces en una bandeja que le hice con mis manazas y pan de oro. La bandeja es para verla. Decir que es un churro es ser extremadamente generoso, es una mierda de bandeja, hortera, fea y fatal hecha. Pero los dulces van cada año en esa bandeja. Desde que se la regalé con 10 años.

10. Mi madre cumple hoy 62 años y no va a leer esto, pero vamos a pasar la tarde juntas y luego cenaremos en un sitio chulo. Y le vamos a regalar un iPun llenito de novelas. Y vamos a acertar.

lunes, 1 de agosto de 2011

Once, o cosas que me ponen contenta

1. Despertarme sin despertador, sin ruidos y sin nada…algo casi imposible entre el curro y el vecino loco, que lleva unos días de relajo (ahora se gafa, por hablar)

2. Mirar en bibliotheka.org y que tengan libros nuevos, para regocijo de mi Diógenes librero, que tengo más libros de los que jamás leeré en la vida, pero quiero más y más…y encima sigo comprando, que no digan que los que bajamos no compramos.

3. Girarme hacia el sitio de Orejitas de Conejito y ver que no está, ni estará hasta octubre, creo. Me da miedo preguntar cuándo vuelve.

4. Recibir correos de Sephora USA. Conservar la tarjeta. Además de los mejores precios y la diferencia de cambio me hicieron un 15% adicional por sacar la tarjeta y claro, imposible decir que no. Me mola que me sigan escribiendo. Es un robotito, ya lo sé. Pero me mola

5. Quitarme los zapatos al llegar a casa, y si Novio no está quedarme descalza hasta que llega, que es cuando me pongo las chanclas corriendo (si voy descalza se trauma, dice que es de salvajita) aunque sabe perfectamente que me las pongo sólo porque llega él

6. Los días de ópera: Novio se va y yo me quedo de casi solterista. Cuando llega, siempre tarde, porque las óperas duran la vida, me pilla en la cama medio despierta y me cuenta de qué iba la ópera del día. A veces me duermo mientras me lo cuenta. Pero no se enfada.

7. Que Ahijada me eche los brazos cuando le pregunto si se viene conmigo. Y que cuando la tengo en brazos no quiera irse con otros (su madre me gana, pero las madres no cuentan) y se me agarre fuerte.

8. Los comentarios en posts del pasado remoto (hola, Jenny!!). Molan todo. Saltan al correo, así que no me pierdo ni uno. Los comentarios en general molan, pero los del año pum me hacen más ilusión.

9. El modo bollito. Cuando todo parece que fluye y nada me toca la moral. Odio estar enfadada. Me da dolor de tripa, a mi gastritis nerviosa no le sienta bien.

10. Encontrar un Calippo medio escondido en el congelador. Generalmente los esconde Novio para mí, pero nunca me acuerdo de buscarlos. En invierno aparecen ruedas de regaliz rojo y piruletas de corazón en los sitios más insospechados.

11. Saber que sólo quedan ONCE madrugones más para largarme durante un mes.